¿Cuál es el delito? Informe de la Campaña por el cierre de los centros de internamiento: el caso de Zapadores.

ZapadoresLos centros de internamiento para extranjeros (CIE) son instalaciones donde el Estado español encierra a personas a la espera de ser expulsadas por carecer de permiso de residencia aunque no hayan cometido ningún delito. La falta administrativa en la que han incurrido -en contra de su voluntad- es equivalente al impago de una multa de tráfico. A nacionales se les sanciona con un recargo, a inmigrantes se les priva de libertad y de muchos otros derechos fundamentales; los principales, los derechos a la dignidad y a la integridad física. El pasado año, un total de 26 personas recluidas en el CIE de Zapadores (Valencia) manifestaron a integrantes de la Campaña por el Cierre de los CIE haber sufrido violencia por parte de algunos policías.
[…]
La reclusión en un CIE es un eslabón de la cadena de acciones represivas que los Estados desarrollados aplican contra la población migrante que no resulta útil al mercado de trabajo: blindaje de las fronteras propias y de terceros países empobrecidos a cambio de “cooperación al desarrollo”; ausencia de derechos para quienes no disponen de permiso de trabajo o residencia; detenciones masivas en función de criterios racistas; encierro en los CIE y expulsiones al país de origen o a cualquiera que los acepte sin importar lo que dejan ni lo que les aguarda. La legislación vigente ampara el internamiento de personas indocumentadas, pero a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos es una práctica ilegal por ser discriminatoria y desproporcionada. De hecho, organismos internacionales como la ONU y el Comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa han rechazado que se vulnere el derecho a la libertad de las personas en función de su situación de inmigración o de no nacional. Incluso instituciones españolas, como el Defensor del Pueblo y la Fiscalía del Estado, han criticado el funcionamiento de los CIE. El Gobierno anunció a mediados del pasado año que no se detendría a los extranjeros indocumentados que puedan acreditar su identidad y un domicilio, y que sólo   ingresarían en los CIE las personas con antecedentes penales o policiales. Sin embargo, en la Campaña hemos seguido conociendo y denunciando casos de personas capturadas en plena calle por sus rasgos físicos, recluidas en Zapadores y deportadas sin que tuvieran ninguna causa pendiente con la justicia, truncando sus  proyectos de vida en nuestro país, dejando a sus familias, amigos, trabajos…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s