Estamos en…

Ansur viene desarrollando sus labores con diferentes organizaciones que lo requieren. A su vez, viene trabajando con algunas organizaciones, dentro de proyectos estables en el tiempo, que han permitido un proceso de acompañamiento estable con resultados positivos.

1.- Acompañamiento en herramientas psicosociales y de protección para Semillas de Agua

Desde finales del 2012, se viene acompañando a la organización colombiana Semillas de Agua, dentro del proyecto “Acompañamiento en herramientas psicosociales y de protección para Semillas de Agua”, que es financiado por Fastenopfer, agencia católica suiza.

A quién acompañamos:

Semillas de Agua es una organización no gubernamental, constituida en 1992, que contribuye al desarrollo de procesos sociales para el mejoramiento de las condiciones de vida de hombres y mujeres y del medio ambiente, a través de acciones participativas y concertadas de protección, restauración y conservación de los recursos naturales, incluidos los ecosistemas de producción.

El equipo de Semillas de Agua, profesionales en el área ambiental conservacionista; realizan su trabajo en zonas de alto riesgo por conflictos económicos y socio-políticos, especialmente en el municipio de Cajamarca donde son los titulares de una reserva natural de la sociedad civil en el Páramo de Anaime. El cañón de Anaime es parte de la extensión de la exploración minera dentro del proyecto denominado “La Colosa. Proyecto Regional” de la AngloGold Ashanti- AGA.

Por qué estamos acompañándolos:

Cajamarca, conocida como la “despensa agrícola de Colombia”, el 85% de su territorio ha sido entregado en títulos mineros a varias empresas, de esto el 68,8% a la AngloGold Ashanti-AGA. En el 2006 se descubrió la mina de oro La Colosa, considerada uno de los mayores yacimientos de oro del mundo, desde entonces la AGA desarrolla tareas de exploración, en un área de reserva natural dentro de la jurisdicción del municipio. La compañía minera cuenta con el permiso de sustracción otorgado por el Ministerio de Ambiente en el 2010. En el 2014 comenzarán los estudios de factibilidad y hacia el 2016-18 comenzaría la explotación.

La explotación de la mina “La Colosa” según estudios ambientales afectará 161 nacimientos de agua por los vertimientos de cianuro, consumirá alrededor de 9 millones de metros cúbicos del mismo y cambiará la vocación agrícola de la región, afectando la seguridad y soberanía alimentaria.

Semillas de Agua, junto con las personas de los Comités ambientales de Cajamarca e Ibagué hacen parte de la resistencia a la explotación de oro en la región y a la privatización del agua.

Por tales razones viven expuestos a amenazas y a situaciones de inseguridad

En qué consiste este proyecto actualmente:

El OBJETIVO es acompañar a la Corporación Semillas de Agua-CSA en la consolidación del uso de las herramientas psicosociales y de protección en su gestión de defensa del medio ambiente con énfasis en el trabajo de Cajamarca (Tolima).

LOS RESULTADOS previstos son:

1. Semillas de Agua contará con una red de apoyo de organizaciones y personas a nivel local, regional y nacional, en el tema de protección y seguridad.

2. Semillas de Agua elaborará y desarrollará un plan de incidencia para la protección con entidades locales y nacionales, apoyándose en la red que se construya.

3. Plan de Protección implementado y ajustado a nuevas necesidades; incorporando herramientas psicosociales, que fortalezcan el análisis de contexto, la relación con el Comité Ambiental de Cajamarca e Ibagué y la propia estrategia de protección de Semillas de Agua.

2.- Fortaleciendo Capacidades de Protección para organizaciones defensores de los derechos de migrantes en México

Desde julio del 2010, se viene acompañando a organizaciones mexicanas de derechos humanos de la población migrante, en el marco del proyecto “Fortaleciendo Capacidades de Protección para organizaciones defensores de los derechos de migrantes en México”. Iniciativa de Consejería en Proyectos-PCS, financiado por la Fundación Ford, Oficina para México y Centroamérica.

A quién acompañamos:

Albergues de las iglesias y centros de Derechos Humanos para las personas migrantes que ofrecen asistencia humanitaria y promoción y defensa de los DDHH.

Trabajamos de la mano de organizaciones como la Iniciativa Frontera Norte de México IFNM, Casa del Migrante de Saltillo, Derechos Humanos Integrales en Acción- DHIA de Ciudad Juárez, Centro de DDHH Fray Matías de Córdova. Tapachula.

En este proceso se han acompañado (visitas, talleres, gestión de incidentes de seguridad, análisis de contexto) a 20 organizaciones.

Por qué estamos acompañándolos:

La propuesta se construye desde el reconocimiento de la situación de inseguridad que enfrentan organizaciones mexicanas que defienden a los derechos humanos de migrantes, específicamente los migrantes que están en camino a los Estados Unidos de América (EUA) y Canadá, desde México propiamente o transitando provenientes principalmente de Centroamérica.

La realidad migratoria en México está permeada de violencia, al ser considerada un “negocio” por sectores del crimen organizado, quienes disputan el tráfico de drogas, armas y personas.

Las amenazas y los ataques contra los y las migrantes se hacen extensivos a las organizaciones que les acompañan o apoyan. Y en muchos casos, tal como demuestran diversos informes hay autoridades involucradas ya sea por acción directa y omisión de sus funciones.

En qué consiste este proyecto actualmente:

El OBJETIVO es para la Fase IV, Contribuir al diseño participativo e implementación de estrategias de protección de los defensores y las defensoras de derechos humanos y líderes sociales.

Se propone reducir la vulnerabilidad del riesgo implementando estrategias integrales y sostenibles de seguridad y protección, y coordinando entre sí para aumentar el entorno de protección en las rutas migratorias.

LOS RESULTADOS previstos son:

  1. Ampliar la aplicación del modelo de capacidades de protección a nuevas organizaciones de defensores de los derechos humanos de migrantes, enfocado en la frontera sur y el centro de México.
  1. Fortalecer estrategias y mecanismos de protección colectiva a favor de la labor de defensoras y defensores de derechos humanos de población migrante y la ruta de tránsito.

A lo largo de estos 5 años se ha logrado el avance en la comprensión e implementación de los Planes de Protección, como herramientas de autoprotección y de exigibilidad de derechos ante la autoridad del Estado correspondiente. Desde los planes de protección, junto a los análisis de contextos y riesgo, las organizaciones defensoras de los derechos humanos de migrantes han desarrollado nuevas capacidades para prevenir y enfrentar los riesgos a su labor. Al tiempo que se ha logrado incorporar una perspectiva de autocuidado y atención psicosocial en algunos de los planes de protección, lo que posibilita fortalecer a cada organización y las redes existentes como colectivos de defensores y defensoras de los derechos de migrantes. Con el logro de la construcción de los planes de protección se ha identificado una metodología que puede ser replicada por las propias organizaciones que los implementan, fortaleciendo con ello sus propias capacidades como la de las nuevas organizaciones que lo requieran.

3.- Fortaleciendo Capacidades de Protección para las y los defensoras/es de los derechos de migrantes en México y Centroamérica

Desde abril del 2013, se viene acompañando a organizaciones centroamericanas de derechos humanos de la población migrante, en el marco del proyecto “Fortaleciendo Capacidades de Protección para las y los defensoras/es de los derechos de migrantes en México y Centroamérica”.

El proyecto está coordinado y administrado Consejería en Proyectos Project (PCS) –Financiado por el consorcio CAMMINA– Alianza para las Migraciones en Centroamérica y México.

A quién acompañamos:

Organizaciones mexicanas y centroamericanas que defienden los derechos humanos de migrantes, específicamente los migrantes que están en camino a los Estados Unidos (EUA) y Canadá desde la región mesoamericana.

Nos enfocamos principalmente en los comités de familiares de migrantes, de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Por qué estamos acompañándolos:

La propuesta se construye desde el reconocimiento de la situación de inseguridad que enfrentan organizaciones mexicanas y centroamericanas que defienden los derechos humanos de migrantes. La realidad migratoria está permeada de violencia, al ser considerada un negocio por sectores del crimen organizado, quienes disputan el tráfico de drogas, armas y personas.

Las amenazas y los ataques contra los y las migrantes se hacen extensivos a sus familiares y organizaciones que les acompañan o apoyan.

CAMMINA invitó que se presentara la propuesta sobre la base del conocimiento de la iniciativa que se está llevando a cabo en México, para fortalecer las capacidades de protección de las organizaciones defensoras de migrantes. Se propone complementar esa iniciativa, incorporando más organizaciones mexicanas y ampliando el alcance geográfico a Centroamérica.

En qué consiste este proyecto actualmente:

El OBJETIVO es Diseñar y poner en marcha estrategias de protección replicables y sustentables para defensores de derechos de migrantes en organizaciones de la sociedad civil en México y Centroamérica, que incluyan conocimiento acerca de mitigación de riesgos, y la definición de planes de protección con protocolos de seguridad, herramientas psicosociales y incidencia, para contribuir a crear un entorno de trabajo más seguro y eficaz que permite la realización de una labor de apoyo y ofrecimiento de servicios a migrantes y sus familiares.

LOS RESULTADOS previstos son:

1.-Diseñado un proceso de fortalecimiento de conocimientos y capacidades para las organizaciones participantes, tomando en cuenta los aprendizajes de los procesos llevados a cabo previamente en México.

2.-Las organizaciones que trabajan por la atención humanitaria y por los derechos de migrantes, se auto reconocen y son reconocidas como defensores de derechos humanos.

3.- Las organizaciones participantes adoptan una visión integral de protección que combina herramientas prácticas de seguridad y auto-protección, con la generación de un mejor entorno social y político, incorporando perspectivas inter-étnica y de género.

4.- Colaboración con el Programa Vasco de Protección Temporal a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos.

Desde Enero de 2012 se viene colaborando con el Programa Vasco de Protección Temporal a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos mediante la realización de talleres de formación y apoyo psicosocial y labores de asesoría.

A quién acompañamos:

El Programa Vasco de Protección Temporal (PVPT) tiene como objetivo es proteger a defensores y defensoras de derechos humanos (personas vinculadas a organizaciones o movimientos sociales que trabajan en la defensa de los derechos políticos, civiles, económicos, sociales, culturales y ambientales) que vean amenazada su vida o integridad física por la actividad que desarrollan en sus países de origen, a través de la acogida en Euskadi por un periodo de seis meses.

El Programa, liderado por la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, es gestionado por CEAR-Euskadi de la mano de las organizaciones de la Kolektiba Colombia.

Por qué estamos acompañándolos:

El Programa Vasco de Protección Temporal (PVPT) acoge anualmente en Euskadi a tres personas durante seis meses para lo que desarrolla un amplio proceso que va desde la recepción de solicitudes, selección de candidaturas, tramitaciones administrativas y migratorias, acogida temporal, formación y apoyo político y psicosocial y apoyo en el retorno.

Aparte del trabajo en la búsqueda de apoyos y respaldo político para sus organizaciones y actividades, la salida temporal del país de origen supone, para las personas defensoras, un espacio privilegiado para la formación y la elaboración de la propia experiencia.

En qué consiste este proyecto actualmente:

El OBJETIVO es colaborar con el Programa en dos de sus acciones fundamentales:

  • Acompañamiento psicosocial: El Programa se desarrolla desde una perspectiva psicosocial. Ésta se concreta en una visión integral de la protección que incluye aspectos personales, organizativos y políticos; el acompañamiento psicoterapéutico a personas que requieran una atención especial debido a los impactos de la violencia política; y el cuidado de las personas acogidas respecto a la elaboración de la experiencia de salida temporal del país.
  • Agenda formativa: En función sus intereses e inquietudes, se prevé una formación especializada en aspectos relacionados con la defensa y promoción de los derechos humanos. Puesto que las personas que se acogen al programa cuentan con una reconocida trayectoria de trabajo, también participarán como ponentes en espacios acad
Anuncios