¿Cuál es el delito? Informe de la Campaña por el cierre de los centros de internamiento: el caso de Zapadores.

ZapadoresLos centros de internamiento para extranjeros (CIE) son instalaciones donde el Estado español encierra a personas a la espera de ser expulsadas por carecer de permiso de residencia aunque no hayan cometido ningún delito. La falta administrativa en la que han incurrido -en contra de su voluntad- es equivalente al impago de una multa de tráfico. A nacionales se les sanciona con un recargo, a inmigrantes se les priva de libertad y de muchos otros derechos fundamentales; los principales, los derechos a la dignidad y a la integridad física. El pasado año, un total de 26 personas recluidas en el CIE de Zapadores (Valencia) manifestaron a integrantes de la Campaña por el Cierre de los CIE haber sufrido violencia por parte de algunos policías.
[…]
La reclusión en un CIE es un eslabón de la cadena de acciones represivas que los Estados desarrollados aplican contra la población migrante que no resulta útil al mercado de trabajo: blindaje de las fronteras propias y de terceros países empobrecidos a cambio de “cooperación al desarrollo”; ausencia de derechos para quienes no disponen de permiso de trabajo o residencia; detenciones masivas en función de criterios racistas; encierro en los CIE y expulsiones al país de origen o a cualquiera que los acepte sin importar lo que dejan ni lo que les aguarda. La legislación vigente ampara el internamiento de personas indocumentadas, pero a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos es una práctica ilegal por ser discriminatoria y desproporcionada. De hecho, organismos internacionales como la ONU y el Comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa han rechazado que se vulnere el derecho a la libertad de las personas en función de su situación de inmigración o de no nacional. Incluso instituciones españolas, como el Defensor del Pueblo y la Fiscalía del Estado, han criticado el funcionamiento de los CIE. El Gobierno anunció a mediados del pasado año que no se detendría a los extranjeros indocumentados que puedan acreditar su identidad y un domicilio, y que sólo   ingresarían en los CIE las personas con antecedentes penales o policiales. Sin embargo, en la Campaña hemos seguido conociendo y denunciando casos de personas capturadas en plena calle por sus rasgos físicos, recluidas en Zapadores y deportadas sin que tuvieran ninguna causa pendiente con la justicia, truncando sus  proyectos de vida en nuestro país, dejando a sus familias, amigos, trabajos…
Anuncios

El informe sobre vulneración de derechos humanos en Melilla presenta violaciones sistemáticas de la legalidad

Integrantes de la Comisión de Observación de Derechos Humanos compuesta por miembros de la Campaña Estatal por el cierre de los CIE, de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria, y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona realizaron durante la primera semana de julio de 2014 una visita a la Ciudad Autónoma de Melilla a fin de evaluar las vulneraciones de derecho humanos que se han venido denunciando a lo largo del último año por las organizaciones locales.

Dicha Comisión ha presentado esta mañana el Informe ‘Vulneraciones de Derechos Humanos en la Frontera Sur – Melilla’ que se ha realizado como consecuencia de dicho trabajo y que elevará al Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y al Subcomité para la Prevención de la Tortura (SPT), a efecto de instar a estos organismos internacionales a tomar las medidas pertinentes para que se cumpla la legislación vigente.

Informe completo.