Estados Unidos fracasa en responder al cambio en los patrones de migración y a la urgente situación humanitaria en la frontera.

Nuevo informe de WOLA sobre el Valle del Río Grande en Texas.

WOLA Report_South Texas BorderWashington, D.C.— Con el Congreso de los Estados Unidos debatiendo el proyecto de ley de financiación del Departamento de Seguridad Interna, el tema de la seguridad fronteriza ha tomado mucha atención. Pero mientras que algunos en Washington discuten sobre una “crisis” indefinida en la frontera, la realidad es que se está desarrollando una situación menos conocida pero más sombría a lo largo de un tramo de 150 millas de la frontera entre los Estados Unidos y México, en la región del Valle del Río Grande de Texas.

Hoy WOLA publica un nuevo informe titulado, On the Front Line: Border Security, Migration, and Humanitarian Concerns in South Texas (En la primera línea: seguridad fronteriza, migración y preocupaciones humanitarias en el sur de Texas), el cual ilustra gráficamente los obstáculos que enfrentan los migrantes y los funcionarios de aplicación de la ley y seguridad fronteriza que se encuentran en esta franja de tierras áridas.

Para los migrantes, la densa vegetación y el sol incesante del Valle del Río Grande representa un gran riesgo para su seguridad. Esta región ahora registra el mayor número de migrantes que mueren de deshidratación y sobre exposición, por lo que el área se ha vuelto la más letal entre los nueve sectores en los que la Patrulla Fronteriza divide la frontera entre los Estados Unidos y México. Este es un cambio respecto a años anteriores, cuando el sector de Tucson en Arizona registraba el máximo número de muertes de migrantes.

Noticia completa.

Informe completo (eng).

La ruta de los menores migrantes hacia EEUU al encuentro de sus familias: peligros y esperanzas.

Revista Pueblos, Mª Cruz Tornay,

Las crisis económicas que golpearon América Latina en las últimas décadas obligaron a millones de personas a abandonar sus países y a emprender el peligroso camino hacia el norte. Las guerras civiles que azotaron Centroamérica en los años ochenta y los tratados de libre comercio hicieron cada vez más difícil la vida a parte de una población que protagonizó un éxodo en busca de oportunidades. En este momento, las leyes de extranjería y la crisis económica se encuentran detrás del nuevo drama de la migración: la salida de miles de niños y niñas que viajan solos a Estados Unidos buscando el encuentro con sus familias.

1502_andrea-lopez_tren-nenos_peq

Noticia completa.

EE.UU. paga a empresas israelíes la militarización de la frontera Arizona-México

explicitoonline.com Por Todd Miller y Gabriel M. Schivone. Para TomDispatch  4 de febrero de 2015,

rancheroEn octubre de 2012 Roei Elkabetz, brigadier general del ejército Israelí (FDI), explicó las estrategias de control de las fronteras de su país. En su presentación en PowerPoint, apareció en la pantalla una foto del muro de encierro que aísla la Franja de Gaza de Israel. “Hemos aprendido mucho de Gaza”, dijo al público. “Es un gran laboratorio”.

Elkabetz estaba hablando en una conferencia y feria de tecnología fronteriza rodeada de una deslumbrante exhibición tecnológica, los componentes de su laboratorio de construcción de fronteras. Había globos de vigilancia con cámaras de alta potencia flotando sobre un vehículo camuflado para el desierto hecho por Lockheed Martin. Sistemas de sensor sísmico utilizados para detectar el movimiento de personas y otras maravillas del mundo del control moderno de fronteras… Nadando en un mar de seguridad fronteriza, el brigadier general, sin embargo, no estaba rodeado por el Mediterráneo sino por un paisaje árido del oeste de Texas. Estaba en El Paso, a 10 minutos del muro que separa EE.UU. de México.

[…]

El 20 de noviembre de 2014, el presidente Obama anunció una serie de acciones ejecutivas respecto a la reforma de la inmigración. Dirigiéndose al pueblo de EE.UU., se refirió a legislación bipartidista aprobada por el Senado en junio de 2013 que, junto a otras cosas, blindaría el mismo paisaje en lo que se ha denominado –en lenguaje adoptado de recientes zonas de guerra de EE.UU.– una “oleada fronteriza”.

“Primero”, dijo el presidente, “nos basaremos en nuestro progreso en la frontera con recursos adicionales para nuestro personal de mantenimiento del orden para que pueda limitar el flujo de cruces ilegales y aceleren el retorno de los que cruzan”. Sin entrar en más detalles, pasó a hablar de otros temas.

Como la Franja de Gaza para los israelíes, las zonas fronterizas de EE.UU., denominadas “zona libre de constitución” por la ACLU [Unión Americana para las Libertades Civiles], se están convirtiendo en un vasto laboratorio al aire libre de las compañías técnicas. Allí se puede desarrollar, probar y exhibir casi cualquier forma de vigilancia y “seguridad”, como si en un centro comercial militarizado, podría ser considerado para otras naciones en todo el planeta. De esta manera, la seguridad fronteriza se está convirtiendo en una industria global y pocos complejos corporativos pueden estar más satisfechos por este hecho que el que se ha desarrollado en el Israel de Elkabetz.

Noticia completa.

“El sur de México se ha convertido en la frontera de EEUU”

Un grupo de migrantes viaja en el tren conocido como La Bestia (Albergue Hermanos del Camino)“El modelo de externalización de fronteras que puso en marcha el Frontex (agencia europea de fronteras) en el sur de Europa se está calcando en México. El sur del país se ha convertido en la frontera de EEUU”, así define Salva Lacruz, los “muchos paralelismos” que encuentra en la gestión que hacen ambas regiones del fenómeno migratorio. “ México es para EEUU lo que Marruecos es para la Unión Europea y los países de Centroamérica serían Mauritania y el Senegal”. Lacruz, activista con una larga trayectoria en defensa de los derechos de los migrantes en España, trabaja ahora en el  Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, en Chiapas. Durante su reciente visita a Madrid junto a Ana Barrios, experta en migraciones de Enlace Comunicación y Capacitación -una de nuestras organizaciones socias mexicanas- hablamos con ellos de fronteras y derechos.

La política de EEUU, aseguran, es la que marca el camino de la política migratoria mexicana. “Todo se dicta en Washington y México es el controlador de flujos migratorios. EEUU exige a México ejercer de tapón y ordena a los países de origen retener a los que migran”, afirma Ana Barrios, “pero siempre falta el análisis de las causas estructurales, de por qué tantas personas -adultas y niños- salen de sus países expulsados por la violencia”. De enero a noviembre de 2014,  casi 117.500 migrantes fueron detenidos en el país, un 43% más que el año anterior. El 94% procedía de Centroamérica.

Noticia completa.